‘Tropico 4’ Review
‘Tropico 4’ permite a los jugadores dirigirse al Caribe y gestionar su propia isla de lujo, pero ¿es el juego todo trabajo y nada de juego o un divertido y gratificante simulador de construcción de ciudades? Lee nuestra reseña.

Game Rant’s William Case reviews Tropico 4

Hay días en los que una persona se levanta y sólo quiere gobernar – que es el nombre del juego en la última iteración de Kalypso Media sobre la simulación de construcción de ciudades (disponible para la Xbox 360). Aunque la versión para PC de Tropico 4′ tiene la ventaja de la «facilidad de la interfaz,» el sorprendente disfrute que supone desarrollar y mantener una mina de oro económica es difícil de ignorar. Eso, si es el tipo de cosas que te gustan.

VÍDEO GAMERANTE DEL DÍA

Tropico 4 lanza a los jugadores la tarea de crear y mantener una isla paradisíaca. A lo largo de 20 misiones de campaña, las metas y los objetivos se suceden con rapidez, además de las negociaciones con las facciones internas y externas, lo que da a los jugadores mucho que hacer. Problemas como la sanidad, la contaminación, la alimentación y la vivienda están presentes en la lista de control diaria, junto con otros problemas como los desastres naturales y la inmigración ilegal.

Mezclar estas necesidades y permanecer lo suficientemente atento para centrarse en todas ellas a la vez es lo que hace que Tropico 4 merezca la pena ser jugado una y otra vez: es un juego constante de adaptación y gestión.

Donde un juego como el popular Civilization V mantiene una vena similar de «construir hasta ser el mejor,» la diferencia clave es que cada nivel de campaña te da la libertad de apuntar hacia los objetivos principales – mientras trabajas con los objetivos secundarios aleatorios (y a menudo bienvenidos).

Para ello, los jugadores tendrán que depender de una caja de herramientas bien concebida, para no sólo microgestionar sino perfeccionar su territorio. Desde la construcción de los cimientos hasta las proezas educativas, quien decida construir tendrá que profundizar. Al iniciar cualquier excursión, los jugadores comenzarán por poner los cimientos de los edificios y las carreteras, al tiempo que dan indicaciones a sus ciudadanos: si los pequeños sprites deben preocuparse más por la construcción y los males económicos o por la educación y la importación/exportación.

Sin embargo, eso es sólo una pequeña pieza, ya que desarrollar un ministerio que ayude en las numerosas funciones cotidianas y afinar los comportamientos de sus civiles es igualmente importante. Encontrar los patrones adecuados entre tu ministerio y los isleños es la diferencia entre una migraña y los puntos de bonificación. Además, una vez que el jugador empieza a ajustar cosas como los salarios de los trabajos, los modelos de importación, las dependencias de los recursos y todo lo demás, aporta un nivel de sofisticación que otras simulaciones de construcción de ciudades no han tenido la oportunidad de explorar.

Desgraciadamente, al recorrer todas estas opciones sólo con el D-pad de la 360 es donde empiezan los problemas para el juego. Creando más una tarea que una opción, es casi imposible encontrar algo que vaya a tener la misma lectura expandible que su homólogo de PC. Lo mismo ocurre cuando el jugador recorre los montones de entradas del almanaque, los informes de los usuarios y otros datos útiles. Lo peor es que la enorme cantidad de información que aparece puede ralentizar la Xbox 360 y provocar periodos de tartamudeo (incluso cuando está instalada).

Lo cual es extraño, teniendo en cuenta que cada nivel está bellamente renderizado y puede manejar incluso los mapas personalizados más grandes y robustos que se le presenten. Hay momentos en los que el juego decide tomarse un respiro y no rellenar completamente cada árbol o roca, sino que se centra en asegurarse de que la iluminación general y los efectos de sombra sean impecables.

Dicho esto, hubo un problema con el audio de Tropico 4, en el que un error hacía que la música se congelara y quedara en silencio después de 20 o 30 minutos (o peor, que el juego se congelara por completo). Al parecer, la instalación del juego en el disco duro mitigó el problema, pero Kalypso no ha dicho si el problema prevalece en las copias finales del juego, o si tienen la intención de ofrecer un rápido parche posterior al lanzamiento.

Al menos, el fallo no ha afectado a la sólida actuación de voz y al talento de los personajes que los jugadores experimentarán a lo largo del juego. Desde el tutorial hasta la campaña final, las voces añadidas y los comentarios sarcásticos realmente ayudan a dar vida al juego. Sin embargo, hay un retraso ocasional entre los comentarios extendidos y la respuesta del mando, pero de nuevo la instalación en el disco duro pareció resolver el problema.

En definitiva, Tropico 4 hace un gran trabajo al ofrecer un simulador de construcción de ciudades inmersivo y expansivo en la consola Xbox 360. Hay mucho que hacer y para la persona que disfruta microgestionando hasta el más mínimo momento. Habrá fallos de vez en cuando (sin incluir las discrepancias de audio), pero, en su mayor parte, el juego es una oferta sólida para los aficionados al género.

Tropico 4 está actualmente disponible para Xbox 360 y PC

Por Victor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *