‘Splatoon’ Review
La nueva IP de Nintendo ‘Splatoon’ ofrece una visión única del género de los shooters en tercera persona que es muy divertida, pero su primitivo online puede no ser para todos.

La nueva IP de Nintendo Splatoon ofrece una visión muy singular del género de los shooters en tercera persona que es muy divertida, pero su primitivo online puede no ser para todos.

Ha pasado bastante tiempo desde que Nintendo se marcó una nueva IP importante como venta de consolas, pero la casa de Mario sorprendió a muchos durante el E3 2014 desvelando una nueva propiedad llamada Splatoon . Este alocado juego de disparos en tercera persona se creó con la intención de reinventar el género de los shooters de una forma similar a la que Mario Kart ha impactado en el panorama de los juegos de carreras, y no hay duda de que ofrece una experiencia totalmente única y muy divertida.

VÍDEO GAMERANTE DEL DÍA

Dicho esto, la inexperiencia de Nintendo con el multijugador online es lo que hace que el título en general se resienta, pero la peculiaridad, el encanto y la calidad de juego de Splatoon lo convierten en un juego muy divertido que merece la pena probar.

Al empezar como una criatura llamada Inkling, los jugadores se adentran inmediatamente en el mundo de Splatoon a través de la plaza central del juego, que actúa como un mundo central en miniatura en lugar de un menú estándar. En esta zona, los jugadores pueden personalizar su personaje con todo tipo de atuendos y armas, acceder al multijugador online y local, o lanzarse a la campaña del juego.

Como muchos podrían suponer basándose en la publicidad de Nintendo para el título, el principal atractivo del juego es, sin duda, su componente multijugador. Aquí es donde empieza a verse la profundidad de lo último de Nintendo, lanzando a los usuarios a batallas entre ellos mientras utilizan algunas de las mecánicas de juego más singulares jamás vistas en un shooter, cortesía de su modo estándar ‘Turf War’.

El modo multijugador en línea pone a los jugadores en un equipo con otros tres Inklings mientras se enfrentan a otro equipo de 4 jugadores en un intento de cubrir la mayor parte posible del campo de batalla con su color. El equipo que haya cubierto la mayor parte del mapa con su tinta respectiva cuando suene el timbre final, gana.

Aunque todo esto está muy bien, la tinta en sí tendrá un impacto dramático en la forma en que los jugadores se mueven por los entornos del juego. Si la tinta del suelo es del color del equipo del jugador, éste podrá transformarse en un calamar y pasar por debajo de la superficie mucho más rápido que corriendo. Una vez en forma de calamar, los jugadores también pueden esperar sigilosamente a que otros jugadores entren en su dominio cubierto de tinta y sorprenderlos para un fácil ‘splat’ (léase: matar), simplemente transformarse para escapar de una zona a toda prisa, o entrar en la sustancia viscosa para regenerar su propio suministro de tinta.

Mientras tanto, los jugadores pueden personalizar por completo las estadísticas de sus respectivos Inkling para el combate en línea comprando mejores ropas y armas. Cada pieza de ropa tiene diferentes beneficios que cambian algo más que el aspecto del avatar, por lo que la eficacia de las armas y los tiempos de aparición se verán alterados en función de lo que se aplique. A medida que los jugadores suban de nivel y ganen más dinero en el juego, podrán comprar aún más ropa y tendrán la oportunidad de aumentar su colección de armamento.

El resultado final es algo que se sacude el cansancio que muchos pueden haber experimentado de los shooters recientes, y es probable que mantenga a los jugadores comprometidos durante horas y horas. Para empezar, una vez que se ha iniciado la búsqueda de una partida, es imposible salir de ella; los usuarios ni siquiera pueden salir tocando el botón de inicio de Wii U en el GamePad.

Por si esto no fuera lo suficientemente molesto, también es imposible cambiar de arma a mitad de partida, lo que significa que los jugadores no pueden adaptar su estrategia sobre la marcha ni coordinar las armas. La uniformidad puede ser estupenda, pero si todo el mundo utiliza un rodillo (un gran rodillo de pintura que cubre zonas más amplias pero que está pensado exclusivamente para el combate cuerpo a cuerpo extremo), todo el equipo se encuentra inmediatamente en desventaja cuando se trata de ataques a distancia. Si combinamos esto con el hecho de que no hay forma de ver lo que los otros jugadores han seleccionado antes de la partida, ni hay chat de voz para hablar entre ellos y crear un pelotón bien formado, se hace muy evidente que el juego no fue diseñado para el juego competitivo.

Por último, pero no por ello menos importante, los escenarios entran y salen del juego en parejas de dos. Esto significa que cualquiera que desee probar una variedad de mapas tendrá que esperar horas entre sesiones de juego para poder hacerlo, mientras espera una actualización de Nintendo que le informe de que dos nuevos mapas son ahora jugables durante un tiempo determinado. Es difícil saber por qué la Gran N ha optado por incluir esto, y aunque todos los mapas son divertidos a su manera, resulta tedioso volver a jugar las mismas zonas durante una sola sesión.

Fuera del componente multijugador, Splatoon también cuenta con una campaña para un solo jugador para aquellos que esperan disfrutar de algo de acción sin conexión. Este modo está protagonizado por unas malvadas criaturas conocidas como los Octarianos que intentan usurpar a los Inklings y apoderarse de su mundo. El modo abarca cinco mundos, con un total de 32 niveles en todo el juego, y cada una de estas áreas cuenta con un jefe final único.

Estas misiones son un buen cambio de ritmo con respecto a los modos multijugador del juego, y constituyen algunos de los segmentos más interesantes de todo el título. Con varios escenarios para jugar, malos que derrotar y pergaminos hundidos que recoger, es agradable, pero muy efímero. El modo historia completo sólo te llevará unas pocas horas, y los pergaminos hundidos escondidos en cada nivel no son tan difíciles de encontrar. Aun así, la diversión es amplia, y hace que sea más fácil dominar el esquema de control único de Splatoon .

A pesar de los defectos que acompañan a esta primera IP, no hay duda de que es divertido. La estética característica de Nintendo brilla incluso en los detalles más insignificantes, desde los grafitis de las paredes hasta el adorable ‘kersploosh’ que se produce cada vez que un calamar se sumerge en un charco de tinta, y seguro que arrancará una sonrisa incluso a los jugadores más estoicos. Dicho esto, el éxito de este juego depende únicamente de la comunidad que lo respalde.

Splatoon es un juego que florecerá en función del número de usuarios continuos que mantenga y de la destreza de su sistema en línea, el cual fue un éxito o un fracaso durante nuestras sesiones de prueba previas al lanzamiento. Aun así, esta visión única del género de los shooters es algo que no debería perderse nadie que busque algo totalmente único, y mucho menos los fans de Nintendo. Sin duda, hay defectos que los veteranos aficionados a los shooters notarán enseguida, pero la voluntad del juego de marchar al ritmo de su propio tambor es admirable y a menudo agradable, aunque a veces sea frustrante.

Tráiler

[HTML1]

Splatoon llega en exclusiva para ;la Nintendo Wii U el 29 de mayo de 2015 en Norteamérica. Game Rant recibió un código de revisión previo al lanzamiento del juego.

Por Victor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *