‘Madden NFL 25’ Review (PS4/Xbox One)
Lee nuestro análisis de ‘Madden NFL 25’ en las consolas de nueva generación para descubrir si los mejores efectos visuales y una experiencia más ajustada en el campo hacen que este sea el título deportivo imprescindible para la nueva generación.

La franquicia Madden NFL ha sobrevivido durante 25 largos años y varias iteraciones de consolas, y durante ese tiempo la serie ha pasado de ser una experiencia de bloques, de estilo arcade, a una máquina bien engrasada, en la que los refinamientos son leves pero la jugabilidad es muy nítida.

Con Madden NFL 25 , la franquicia vuelve a dar el salto a una nueva generación de consolas, pero lo hace con gran parte de su bagaje. ; Madden NFL 25 no es el título de fútbol americano visualmente impresionante y totalmente inmersivo que EA Sports esperaba, pero introduce algunos cambios que los fans más acérrimos sin duda agradecerán.

VÍDEO GAMERANTE DEL DÍA

Lo primero es lo primero: Madden NFL 25 no se parece a ese tráiler inicial de revelación de la nueva generación. Hay destellos de esa ambición en este juego, pero el aspecto general es mucho más apagado. Los jugadores se parecen más que nunca a sus homólogos del mundo real, pero no al nivel que algunos podrían esperar. Además, los detalles que el juego añade a los rostros de los jugadores se pierden rápidamente una vez que entran en acción las rutinas de animación en bloque del juego. Los movimientos de los jugadores cuando corren, pasan, se tiran al suelo o atajan son fluidos y pesados, pero en todos los demás casos son notablemente torpes. Sin embargo, los jugadores en el campo son los más afortunados, ya que los jugadores de la banda y los entrenadores parecen robots.

Aparte de los rostros y las animaciones, los jugadores tienen un aspecto impresionante. Los pequeños detalles, como el brillo de los cascos de los jugadores’ y las arrugas de sus camisetas, se ven mucho mejor que en la anterior generación. Desde atrás, que es como se ve a la mayoría de los jugadores en el juego, los jugadores se ven muy bien, pero cuando la cámara se acerca a la cara de los jugadores, empiezan a parecer un poco feos. Es casi como si se hubiera colocado una textura de mayor resolución sobre un modelo de jugador de generación actual.

Sin embargo, al igual que en la versión next-gen de FIFA 14 , Madden NFL 25 brilla más en los estadios y las multitudes.En lugar de los aficionados en bloque y de papel, esta nueva generación de Madden cuenta con asistentes totalmente animados, que parecen y se sienten parte del ambiente. Participan en los cánticos específicos del equipo, reaccionan en momentos especialmente tensos del juego y, lo que es más importante, parecen personas individuales. Y por suerte para esos aficionados, tienen estadios bellamente renderizados que ocupar. Desde las luces que brillan durante un partido nocturno hasta el césped del campo, los estadios tienen por fin una textura tangible. El césped es un área de mejora especialmente impresionante, ya que ahora muestra el desgaste cuando los jugadores lo atraviesan. Por desgracia, esos signos visibles de daño no permanecen en su sitio durante mucho tiempo, lo que hace que la animación de «actualización del campo sea incómoda, pero es un primer intento inteligente de añadir un pequeño toque de detalle.

La jugabilidad en Madden NFL 25 también recibe un ligero impulso en la next-gen, sobre todo en el juego de carrera. Ahora, en lugar de que los jugadores puedan girar en una moneda de diez centavos y volver rápidamente a la velocidad, tienen un verdadero sentido del peso y el impulso. Esto significa que los jugadores no pueden hacer movimientos improbables, lo que hace que el juego de carrera sea el más realista desde hace tiempo. Este cambio requiere un poco de adaptación, ya que los jugadores tienen que volver a aprender a romper y esquivar las entradas, pero es una de las pocas adiciones que parecen ser la base de un Madden más realista. Y el juego compensa el hecho de correr de forma más realista haciendo que las animaciones de los placajes sean más realistas. Así, en lugar de ser absorbidos por un oponente y caer al suelo, los jugadores pueden ahora liberarse más fácilmente si un oponente está desequilibrado o es más pequeño.

Asimismo, la IA de la línea ofensiva y de la línea defensiva del juego ha mejorado mucho. En la ofensiva, la línea ofensiva de un equipo’ se asegura de que los blitzers no tengan vías fáciles hacia el quarterback y de que los running backs puedan encontrar sus propias vías cuando sea necesario. Mientras que en la defensa, el linier controlado por el jugador se encontrará luchando desesperadamente por liberarse, pero no «stick» al tackle o al guardia como en el pasado. Como la mayoría de los jugadores pasarán poco tiempo en las «trincheras,» la mayoría de estas mejoras pasarán desapercibidas, o al menos no se apreciarán. Pero esta era un área en la que Madden había tenido problemas en los últimos años, así que es bueno ver que EA Sports finalmente le presta algo de atención.

Cuando todo está en movimiento, muchas de las mejoras realizadas en el modelado y las animaciones de los jugadores se pierden en el camino. Es decir, la versión next-gen no se juega mucho mejor que en la versión actual, salvo en el juego de carrera. Hace tiempo que la franquicia necesitaba algunas mejoras en el juego de pases y en la defensa -especialmente en la forma en que los cornerbacks reaccionan a los pases-, pero ambas áreas parecen relativamente intactas. Es’s cierto que el ambiente puede ayudar mucho a que la experiencia se vea y se escuche mejor, pero eso se desvanece después de algunos partidos.

Lo que’s queda después es un producto que mejora en algunas áreas, pero no al nivel para llamarlo un título deportivo de compra obligatoria. Como ya dijimos en nuestro análisis de la actual generación, Madden NFL 25 es poco más que un parche antes de que lleguen las grandes mejoras dentro de uno o dos años. Y la versión next-gen es una iteración ligeramente mejor para jugar, con unos efectos visuales más detallados pero que siguen siendo defectuosos. En general, a los fans de la serie les gustará cómo EA Sports ha aprovechado la potencia de los sistemas de nueva generación, pero el consumidor ocasional estará mejor servido si espera a que la franquicia haga cambios más radicales.

¿Has tenido la oportunidad de probar Madden NFL 25 en PS4 o Xbox One? ¿Qué te parece? Háznoslo saber en los comentarios de abajo.

Madden NFL 25 ya está a la venta para PS4 y Xbox One. Game Rant jugó principalmente a la versión de PS4 para este análisis, pero probó el Kinect en Xbox One, donde el mismo conjunto de comandos de voz funciona ligeramente mejor con el nuevo sistema.

Por Victor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *