‘Tiny and Big: Grandpa’s Leftovers’ Review
‘Tiny and Big: Grandpa’s Leftovers’ es el primer episodio de una serie de juegos de plataformas que permite a los jugadores utilizar herramientas de destrucción para crear un camino hacia la meta. Lee nuestra reseña.

Tiny es un joven bobo que se embarca en una aventura para recuperar los calzoncillos robados de su abuelo. Big es el joven bobo que robó esos calzoncillos. Big es más pequeño que Tiny, y la historia que rodea a los mencionados calzoncillos robados es mayor que la de cualquiera de los dos niños tontos. Pero lo más importante es que Tiny and Big: Grandpa’s Leftovers es un juego de plataformas con un gran corazón y algunas de las mecánicas más divertidas de todos los títulos lanzados este año.

VÍDEO GAMERANTE DEL DÍA

Tiny es el protagonista de esta extravagante aventura, y tiene acceso a una serie de herramientas que le ayudan a atravesar los hermosos y enormes entornos por los que le conduce Big. La primera herramienta, y la más vital, es el láser. El láser puede cortar prácticamente todos los objetos del juego, desde el cactus más pequeño hasta la pirámide más grande. Después está el gancho, que se utiliza para agarrar los objetos cortados y tirar de ellos para ayudar a Tiny a progresar. Por último, están los cohetes, de los que Tiny parece tener una cantidad ilimitada, y puede hacer que cualquier piedra o pilar de tamaño razonable salga volando hacia la estratosfera.

Ante todo, Tiny and Big es un juego de plataformas. La misión de Tiny’ es siempre ascender a una gran estructura o descender a las profundidades, utilizando sus herramientas para labrar un camino. La prueba y el error equivalen a encontrar un camino a través de los peligros del entorno, y el juego premia el pensamiento creativo y la falta total de precaución.

Los jugadores se encontrarán a menudo con obstáculos que pueden parecer sencillos a primera vista: en el lado opuesto de un abismo demasiado grande para saltar se encuentra un pilar: hay que disparar un láser en su base y luego agarrarlo para que sirva de puente. Pero, ¿qué pasa si el láser de Tiny’ corta en un ángulo incorrecto, o si el pilar cae en una posición errónea y se precipita al pozo sin fondo? A veces un error puede requerir un reinicio, pero casi siempre hay alguna otra manera.

Aquí es donde el juego de dos o tres horas se convierte en un cajón de arena casi ilimitado. Cuando Diminuto y Grande cierra una puerta, suele abrir una ventana. Cuando ese conveniente pilar cae en el ángulo equivocado, Tiny puede girar hacia la pared y cortar un trozo de la mitad del tamaño del nivel. Las maniobras cuidadosas y los cortes en capas pueden sacar a los jugadores de cualquier aprieto.

El objetivo principal de cada nivel es perseguir a Big y llegar al final. Jugar al juego sin otro objetivo que el de terminar probablemente dejará a la mayoría de los jugadores decepcionados, pero provocar el caos en el entorno puede dar lugar a horas de diversión experimental. Cada nivel tiene secretos ocultos y coleccionables que requieren un poco de exploración y mucha aniquilación.

Nada de esto funcionaría tan perfectamente si no fuera por la enormidad de cada nivel. El primer nivel sirve de introducción a las herramientas y a cómo Tiny se mueve por el mundo. Jugando sin encontrar los objetos extra, este nivel se puede completar en menos de cinco minutos. Sin embargo, encontrar la cueva escondida en la montaña puede llevar casi media hora, dependiendo de la habilidad y la suerte del jugador.

La falta de restricciones es uno de los puntos fuertes del juego, pero también puede provocar algunos accidentes frustrantes. El motor de física es muy preciso, y los objetos son muy grandes, por lo que tirar de un pilar gigante en dirección a Tiny’ es siempre una perspectiva arriesgada. No tener cuidado o simplemente tener mala suerte te llevará a muchas derrotas aplastantes.

Además, se trata de un juego de ordenador, pero los controles del teclado nunca fueron lo suficientemente exactos. Innumerables muertes se produjeron por un paso en falso en un acantilado o en un pilar largo y delgado, más que por una mala decisión o un descuido. Los puntos de control son relativamente arbitrarios: algunos se colocan justo después de las secciones difíciles, mientras que otros tardan demasiado en llegar.

Dejando de lado los problemas de física y control, es difícil no recomendar Tiny and Big . Se trata de un título descargable del tamaño de un bocado, con algunos fallos que hay que solucionar, pero la libertad tanto para explorar como para destruir es un soplo de aire fresco para cualquiera que esté cansado de los títulos lineales. Lo más emocionante es que éste es sólo el primer episodio, así que esperemos que Black Pants Game Studio pula las últimas asperezas y nos ofrezca una secuela que supere la primera aventura.

Tiny and Big: Grandpa’s Leftovers ya está disponible para PC, Mac y Linux.

Sígueme en Twitter @JacobSiegal.

Por Victor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *